Noviembre, Santoral

San Gregorio el Milagroso, obispo de Nueva Cesarea

17 de Noviembre

Nació en Neocesarea de Capadocia de padres no creyentes. Estudió en Atenas, Alejandría, Beirut y finalmente en Cesarea, con Orígenes, quien también le instruyó en la fe de Cristo. Entonces, en el año 240, fue hecho obispo de su país natal, donde encontró sólo diecisiete cristianos; al morir alrededor del 265, había dejado apenas ese mismo número de no creyentes. Todo el tiempo de su episcopado fue una sucesión admirables milagros, por los cuales adquirió el nombre de «taumaturgo» (obrador de milagros), siendo llamado «un segundo Moisés» incluso por los enemigos de la verdad (cfr. San Basilio Magno, Del Espíritu Santo, capítulo XXIX).

Tropario, tono 4
Mediante la vigilancia en la oración y la constancia obrando maravillas, adquiriste tus logros como un sobrenombre; por lo tanto, intercede ante Cristo nuestro Dios, oh Padre Gregorio el Milagroso, que ilumine nuestras almas, para que no durmamos en el pecado hasta la muerte.

About the Author