Octubre, Santoral

 

Hieromártir Zenobio y su hermana Zenobia de Egea en Cilicia

30 de Octubre

Estos santos eran hermanos, que vivieron en Cilicia, ciudad de Asia menor, herederos de una gran fortuna. Zenobio había estudiado medicina, y no sólo ofreció sus servicios a los desamparados, también compartía su riqueza. Con este comportamiento apuntalaba la fe a los cristianos, y a muchos idolatras los atrajo al cristianismo, siendo por esto consagrado obispo de Egea. Cuando se enteró el prefecto Lysias, ordenó que lo detuvieran. El santo admitió delante del prefecto su fe, y lo que realizaba para la salvación del alma y la gloria del verdadero Dios. Lysias con severidad le dijo: si no detienes lo que haces y no niegas a Cristo, serás torturado cruelmente. Zenobio contestó que los martirios pueden dañar su cuerpo, pero el alma nunca, porque dijo Dios: “Y a ustedes, ¿Quién puede hacerles daño si se dedican a practicar el bien?” (1° Epist. a Pedro 3:13), inmediatamente Lysias ordenó que fuera torturado. Entonces intervino la hermana del Santo, Zenobia, y le recriminó a Lysias, que torturar no es humano. Pero el prefecto ordenó arrestar también a la hermana y los decapito a ambos.

Todo esto sucedió hacia el año 290, bajo el reinado de Diocleciano.

Tropario, tono 4

Tus mártires, oh Señor Dios nuestro, por sus luchas recibieron de Ti la corona incorruptible, porque, habiendo conseguido tu fuerza, derribaron a los tiranos y destruyeron la presunción impotente de los demonios. Por sus oraciones, oh Cristo Dios, salva nuestras almas.

 

 

 

 

 

About the Author