Su Eminencia Antonio Celebra la Fiesta de Navidad

2013

 

El pasado miércoles 25 de Diciembre del 2013 Su Eminencia Antonio Chedraoui celebró la fiesta de Navidad en la Catedral de San Pedro y San Pablo, en el Estado de México; le ayudaron en la liturgia los padres: El archimandrita Andrés Marcos su vicario episcopal, el archimandrita Fadi Rabbat canciller episcopal, los sacerdotes Emiliano Díaz, Efrén Noguez, Elías Carrillo y los Diáconos Sergio Victor  y Rafael Barsekh. Durante la homilía Su Eminencia hizo énfasis en el Amor y la Paz que deben reinar en los corazones de todos para lograr un mundo mejor para todos. Deseó a todos una muy feliz fiesta y destacó el aspecto espiritual de la celebración.

Al finalizarla Liturgia, Sayedna Antonio felicitó y bendijo individualmente a cada asistente.

Luego de la celebración en la Catedral de San Pedro y San Pablo, Sayedna Antonio presidió la comida de Navidad, que tradicionalmente comparte en la Residencia del Arzobispado con sus familiares y amigos más cercanos, el clero y sus familias.

Carta de Felicitación de Su Eminencia Antonio por la Navidad

Queridos hijos,  saludos con el canto de los ángeles “Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz”.

 Hoy en esta fecha, festejamos el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo que llegó al mundo para establecer el amor y la paz entre sus seres queridos.

Pero nuestra Iglesia, este día,  está vestida de luto dos metropolitas secuestrados hace ocho meses, doce monjas retenidas, y muchos sacerdotes incautados o sea asesinados por su ministerio sacerdotal.

Hemos visto recientemente desarrollado el fanatismo islámico que jamás lo hemos conocido antes. Pero ahora lamentablemente está nutriéndose  por Arabia Saudita y Turquía,  países que hablan de democracia y libertad, sin conocer lo que es pragmáticamente su sentido.

Sin embargo, puedo asegurar que el mal que está levantándose en contra de la Iglesia de Jesús no durará.

Queridos Hijos, nosotros los cristianos, fuimos creados para cargar la cruz y estamos dispuestos a cargarla siempre acompañada de nuestros ideales. Nosotros no tememos las consecuencias de la cruz ya que somos hijos de la resurrección, y para llegar allí, hay que franquear  el Gólgota para merecer victoriosamente resucitarse con Cristo.

El  lenguaje de estos fanáticos islámicos es la persecución, lo nuestro es el amor, el cariño y la amistad. Amamos entonces a nos enemigos y rogamos por ellos para que Dios les ilumine en dejar este fanatismo basado en el odio y el rencor.

Reciban mis más sinceras felicitaciones para que haya una navidad bendita llena  de amor y un próspero año nuevo.

+ Metropolita Antonio

Arzobispo de México,   Venezuela, Centro América y el Caribe

Carta Pastoral Navideña de Su Eminencia Antonio Chedraoui

2013

 

Queridos hijos,  saludos con el canto de los ángeles “Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz”.

 Hoy en esta fecha, festejamos el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo que llegó al mundo para establecer el amor y la paz entre sus seres queridos.

Pero nuestra Iglesia, este día,  está vestida de luto dos metropolitas secuestrados hace ocho meses, doce monjas retenidas, y muchos sacerdotes incautados o sea asesinados por su ministerio sacerdotal.

Hemos visto recientemente desarrollado el fanatismo islámico que jamás lo hemos conocido antes. Pero ahora lamentablemente está nutriéndose  por Arabia Saudita y Turquía,  países que hablan de democracia y libertad, sin conocer lo que es pragmáticamente su sentido.

Sin embargo, puedo asegurar que el mal que está levantándose en contra de la Iglesia de Jesús no durará.

Queridos Hijos, nosotros los cristianos, fuimos creados para cargar la cruz y estamos dispuestos a cargarla siempre acompañada de nuestros ideales. Nosotros no tememos las consecuencias de la cruz ya que somos hijos de la resurrección, y para llegar allí, hay que franquear  el Gólgota para merecer victoriosamente resucitarse con Cristo.

El  lenguaje de estos fanáticos islámicos es la persecución, lo nuestro es el amor, el cariño y la amistad. Amamos entonces a nos enemigos y rogamos por ellos para que Dios les ilumine en dejar este fanatismo basado en el odio y el rencor.

Reciban mis más sinceras felicitaciones para que haya una navidad bendita llena  de amor y un próspero año nuevo.

+ Metropolita Antonio

Arzobispo de México,   Venezuela, Centro América y el Caribe

Gran Posada en la Catedral de San Pedro y San Pablo

2013

 eleusa-1

 

El pasado Domingo 1 de Diciembre del 2013 Su Eminencia Antonio Celebró la Divina Liturgia y el Trisagio Funeral por el Sr. Emilio Haddad quien falleció el pasado 12 de Noviembre del presente año. Durante la homilía Su Eminencia dirigió unas palabras para los familiares de Don Emilio despues de haber hecho una reflexión sobre el Evangelio. Después de la celebración se celebró la Posada  de la Catedral de San Pedro y San Pablo en la cual participaron muchísimos miembros de la Comunidad Ortodoxa Antioquena.

Agradecemos de parte de Su Eminencia Antonio  a todos los que nos acompañaron en el festejo y la Divina Liturgia celebrados.

 

Visita Pastoral de S.E.R. Antonio en Guatemala

2013

Antonio

(a Su Eminencia Antonio Chedraoui)

Seremos después nosotros,

Nosotros los que no vacilaremos.

Pero hoy, en los primeros pasos,

Maestro, Guía, hunde el cortante filo

De tu cincel, transforma y renueva

El alma joven, tú que, por tus años

Y la dura misión de tu vida,

Sabes dar forma al bronce

De un impulso y al mármol de una idea.

Sacude mi espíritu si sientes que flaquea

–Jamás una palabra que lastime–,

Dale rumbo fijo cuando pierda su alma,

Sin descansar un solo instante, de la fe recta.

Quiero ser un destello consciente de ti

Y brillar, después, por cuenta propia.

Pero hoy, profundizar quiero

El cisma entre el nuevo y el viejo horizonte.

Acojo y guardo el tesoro

De tu humilde consejo:

«No turbar el silencio de la vida:

Ésa es la ley».

Busca en todas las cosas un alma y un sentido oculto,

No vayas ciego por la apariencia vana.

Mejor es seguir el rastro de la verdad arcana,

Escudriña el ojo

Y el oído.

Siempre atento.

Ama todo lo grácil de la vida, la calma

De una flor que se mece, la oración humilde

Y esperanzada de una tarde en una apacible iglesia,

Ama el olor, el paisaje.

Al final de todo,

No fueron en vano tus palabras:

Ellas comprendieron el error

Y abrieron el alma

Pues la vida le mostró

Que ella alejaba

Al padre con sus actos.

Éste respondía: «Imposible, la he amado

Y no puedo ser juez implacable en su contra».

Si sus crímenes gritan: Castiga,

Mis llagas abiertas murmuran: Perdona.

William A. Zúñiga Rivas.

Jueves 14 de noviembre de 2013.

William es un joven guatemalteco que, al igual que Manuel, recibió la oportunidad, el apoyo y el cariño de Sayedna Antonio para estudiar en México durante varios años. Él, Manuel y Cristofer, son hijos del Hogar Rafael Ayau (fruto hermoso de Madre Inés y de las monjas del Monasterio de la Santa Trinidad) y estuvieron presentes la noche del jueves en el Aeropuerto La Aurora en Guatemala, así como una comitiva de queridos y destacados miembros de nuestra comunidad ortodoxa para recibir, después de una larga y ansiosa espera en tierras chapinas, a nuestro Padre y Metropolita Antonio.

Podrán ustedes imaginar la emoción cuando, a las puertas de la terminal, fuimos a recibir la bendición de nuestro amado Sayedna. Los que lo conocían, quisieron hacerle patente su respeto, agradecimiento y amor; los que nunca lo habían visto, querían conocer al hombre cuyo nombre es conocido por los medios y que ha guiado con mano sabia a la Iglesia; los curiosos, se llevaron un poco de lo que es para nosotros Sayedna. Su presencia ha creado una gran expectativa por las múltiples bendiciones que lo acompañan a su paso como siervo de Dios.

Viernes 15 de noviembre de 2013.

En la mañana del viernes, las campanas de la Iglesia Ortodoxa de la Santa Transfiguración, en el corazón mismo de la Ciudad de Guatemala, sonaron con gran alegría y emoción para recibir a Su Eminencia. Madre Inés Ayau, Igumeni del Monasterio Ortodoxo de la Santa Trinidad, fue la primera persona en recibirlo a nombre de todos. A la entrada del Templo, el Padre Antonio, párroco de la iglesia, tuvo la dicha de esperarlo con el Evangelio y rendirle los honores a su investidura y jerarquía. Pudimos cantar el Tropario a su patrono San Antonio, el hermoso y solemne Tiper Majo, la Doxología y el Policronion a Su Eminencia. Además, recibimos su muy ansiada bendición.

Posteriormente, el Metropolita Antonio visitó y platicó con William, Manuel y Cristofer, jóvenes que forman parte de la Residencia Ortodoxa de Estudiantes Universitarios. En este lugar, ellos (gracias al patrocinio decidido de las Madres del Monasterio) contarán con el apoyo para continuar sus estudios en la Universidad.

Después, se trasladó al espacio donde trabajan los jóvenes artistas del Colectivo La Isla. Ahí pudo constatar la labor artística que ellos realizan a través de la escultura y la pintura en diversas exposiciones. Agradecieron, en esta oportunidad, el apoyo desinteresado de Madre Inés.

Luego, Sayedna Antonio recorrió las instalaciones que albergarán el Centro de Estudios Mayas Yuri Knórosov (CEMYK). La Dra. Galina Ershova, directora del mismo, le dio la bienvenida y le mostró el libro publicado por ella Epigrafía Maya. En él, se explica el trabajo del Mtro. Knórosov (inspiración del instituto) y sus alumnos al descifrar la escritura maya, así como las nociones para leer este sistema creado por tan importante cultura.

Al concluir su estancia en el CEMYK, nuestro arzobispo se trasladó al Salón de Sesiones de la Universidad Rafael Ayau (URA) para reunirse con los miembros del Senado y Decanos de la institución: en esta Reunión, la Dra. Ana Margarita Paz le presentó el proyecto de la URA, universidad que será En Línea, Abierta y A Distancia; es decir, el alumno utilizará el Internet en donde encontrará todos sus cursos, llevará su propio horario y calendario y podrá estudiar desde donde se encuentre. Permitirá a cualquier persona acceder a una Educación Superior con excelencia académica. Su Eminencia quedó muy entusiasmado y felicitó a todos los miembros de la institución.

Intervinieron después, el Dr. Fredy Abed y el Ing. Manuel Ayau para hablar sobre lo que será el Hospital de la Misericordia que atenderá a personas de escasos recursos y será patrocinado por jóvenes profesionistas guatemaltecos y una universidad de los Estados Unidos. Sayedna alabó la iniciativa, hizo diversas sugerencias (acompañadas de aspectos anecdóticos de su vida) y ofreció su invaluable apoyo para llevar adelante el proyecto.

Al final, se le brindó a Su Eminencia y a todos los participantes unos sabrosos entremeses árabes; en esta oportunidad, también conoció a unos recién crismados jóvenes con muchas ganas de trabajar para la Iglesia.

Posteriormente, el Metropolita Antonio se trasladó al Hotel Crown Plaza para participar en una Sesión con la Fundación del Hogar Rafael Ayau. Les aconsejó con sabiduría y les dio ánimos para continuar.

Luego, en el mismo hotel, Sayedna comió con la Junta Directiva, las Damas Ortodoxas y miembros palestinos, griegos y guatemaltecos de nuestra comunidad. Madre Inés nos honró con su presencia también. Pleno de paciencia, escuchó a todos los asistentes, resolvió dudas, inyectó energía, atendió inquietudes, apoyó iniciativas: no escatimó tiempo para estar con nosotros. Al concluir la comida, continuó con la Junta Directiva y con las Damas: ahí se habló sobre la necesidad de que estos organismos tengan cuentas bancarias propias manejadas con independencia y, especialmente, de que la comunidad compre un terreno propio para construir una iglesia en un lugar seguro y de fácil accesibilidad para todos. Se comprometió a donar US$10,000 dólares cuando tengamos la propiedad y ofreció venir para la bendición de la primera piedra. Aunque fue una Reunión muy extensa, Sayedna quiso permanecer con nosotros y dejar resueltos varios pendientes.

Ese inolvidable día concluyó con una cena ofrecida por nuestra Iglesia en honor de nuestro Padre y Metropolita Antonio: el Padre Antonio y la Lic. Roxana Kawas, presidenta de la Junta Directiva, fueron los encargados de dar las palabras de bienvenida a tan distinguido invitado. Al hacer uso de la palabra, Su Eminencia nos llenó con palabras sabias, con anécdotas edificantes, con frases cargadas de consuelo, ánimo y unidad para luchar por nuestra Parroquia. Habló enérgicamente en defensa de los cristianos y contra el fanatismo y las actitudes anticristianas; también reafirmó los acuerdos manifestados en la Reunión previa con la Junta Directiva. Al concluir el evento, el arzobispo accedió a tomarse fotos y dar la bendición a cada asistente.

Sábado 16 de noviembre de 2013.

La mañana del sábado escuchó el repiquetear de las campanas del Monasterio Ortodoxo de la Santa Trinidad en Amatitlán para recibir al Metropolita Antonio. Madre Inés y las Madres del Monasterio recibieron al jerarca; nuevamente, a la entrada de la iglesia del Monasterio, el Padre Antonio, esperó con el Evangelio y le rindió los honores a su investidura. Presentes también estaban los niños y jóvenes de la nueva Residencia Ortodoxa San Miguel del Lago, así como el rector del Seminario Ortodoxo de Teología de St. Vladimir en Nueva York, el Rev. Padre Chad Hatfield.

Terminando la ceremonia, Sayedna procedió a recorrer las instalaciones de la Residencia y quedó maravillado de la dimensión de la obra. Paso a paso, Su Eminencia observó los talleres, la carpintería, los salones de clase, las habitaciones para los niños e invitados, la enfermería, un laboratorio de micología de Madre Ivonne, la cocina y el inmenso comedor. Fue evidente su satisfacción y felicitó a las Madres por su labor tan fructífera.

Después, el Metropolita Antonio visitó la casa que ocupa el Centro de Estudios Mayas Yuri Knórosov (CEMYK), a orillas del Lago Amatitlán: fue recibido por su directora, la Dra. Galina Ershova. En un ambiente de tranquilidad, Sayedna pudo descansar un poco de todo el ajetreo del viaje y conversó de manera relajada con los asistentes.

Posteriormente, tuvimos un delicioso almuerzo ofrecida por las Madres en honor a nuestro arzobispo en las instalaciones de la Residencia Ortodoxa San Miguel del Lago. Presentes también estaban la Sra. Olga García de Ayau y queridos miembros de la familia Ayau, así como el embajador de Rusia en Nicaragua y miembros del CEMYK, entre otros invitados.

Al concluir, Su Eminencia regresó a su hotel y, en la tarde, nos honró con su presencia en la Iglesia Ortodoxa de la Santa Transfiguración para acompañarnos en la Vigilia previa a la celebración de la Divina Liturgia al día siguiente. Durante la celebración (en la cual, estuvo presente el Rev. Padre Justin Foster de la Iglesia de la Protección de la Santa Virgen María en Royalton, Illinois), escuchamos hermosos cantos bizantinos interpretados por Sayedna, acompañado de la Sra. Noha Makarian, la directora del Coro (cuya formación musical fue en la Universidad del Balamand) y los jóvenes de la Residencia Ortodoxa de Estudiantes Universitarios.

Finalmente, el Sr. Mazen Aranki (querido miembro de nuestra comunidad y que transportó al arzobispo durante su estancia en Guatemala) ofreció una cena en su casa para todos los asistentes, en honor de tan distinguido visitante. La familia Aranki fue magnífica anfitriona y todos estuvimos muy felices de estar cerca de Sayedna Antonio.

Domingo 17 de noviembre de 2013.

Una gran expectativa surgió con el arribo al Monasterio Ortodoxo de la Santa Trinidad de nuestro Padre y Metropolita Antonio. Las campanas del Monasterio sonaron para recibirlo. Después comenzó la Divina Liturgia Episcopal. Para nuestra gran alegría, estuvo presente también nuestro Vicario para Centroamérica, el Rev. Padre Jorge Faraj, párroco en Honduras; así como los Rev. Padres Chad Hatfield, Justin Foster y el sacerdote de la Iglesia del Espíritu Santo en Cincinnati, Ohio, Rev. Padre Steven Kostoff. En el marco de esta maravillosa celebración, Sayedna otorgó a la Madre Inés Ayau la Cruz de San Jorge, la más alta condecoración de nuestra arquidiócesis, por el inmenso trabajo realizado por ella y por las Madres del Monasterio. Todos los presentes se congratularon por este hecho. También Su Eminencia hizo un reconocimiento a Rusia (cuyo embajador estuvo presente en el acto) por defender a los cristianos en Medio Oriente de manera firme. Nos inyectó también ánimos para trabajar en la construcción de una nueva iglesia y en la difusión de la fe: realmente fuimos bendecidos con sus palabras.

Al concluir la Divina Liturgia, en procesión nos dirigimos a las instalaciones de la Residencia Ortodoxa San Miguel del Lago. El Metropolita Antonio comenzó la bendición del inmenso comedor y, después, nos dividimos en varios grupos: el primer piso de la residencia fue bendecido por P. Kostoff; el segundo piso por P. Chad; los Talleres por P. Jorge (acompañado por las jóvenes de la carpintería); y el Colegio y patio central por P. Antonio. Madre María estuvo con el Padre Antonio, Madre Ivonne con el Padre Chad y
Madre Inés con Sayedna en el comedor. Después, comenzó la comida por tan feliz acontecimiento y se otorgaron reconocimientos a los innumerables benefactores de tan magna obra. Cada uno de los invitados recibió una pequeña placa alusiva al evento y un pequeño libro conmemorativo.

Luego, en el Patio Central se llevó a cabo la obra de teatro preparada por CEMYK/Ruskii Mir: Iván el soldado y la Tsarevna, cuento Ruso. Los niños y jóvenes de la Residencia sorprendieron por su brillante actuación.

Finalmente, Su Eminencia se retiró, concluyendo una jornada tan plena de bendiciones.

Lunes 18 de noviembre de 2013.

Con mucha tristeza, el día lunes una pequeña comitiva encabezada por Madre Inés y destacados miembros de nuestra comunidad despedimos a nuestro Padre y Metropolita Antonio, deseando que tenga un magnífico viaje de regreso. Pedimos a Dios que Sayedna Antonio no tarde mucho en volver a visitar a sus hijos en Guatemala.

Reseña realizada por el Rev. P. Antonio Javier Martínez

Ver Programa de la Visita a Guatemala

Comunicado del Santo Sínodo 2013

2013

 

Comunicado emitido por la Secretaría del Santo Sínodo de Antioquía

Balamand 17 de octubre de 2013

El Santo Sínodo Antioqueno celebró entre el 15 y el 17 de octubre de 2013 su segunda sesión ordinaria presidido por Su Beatitud el Patriarca Juan X, contando con la presencia de Sus Eminencias Reverendísimas: Espiridón (Arquidiócesis de Zahle y dependencias), Jorge (Arquidiócesis de Biblos, Batrún y dependencias), Juan (Arquidiócesis de Latakia y dependencias ), Elías (Arquidiócesis de Beirut y dependencias), Elías (Arquidiócesis de Hama y dependencias), Elías (Arquidiócesis de Sidón, Tiro y dependencias), Damasquino (Arquidiócesis de Brasil y dependencias), Saba (Arquidiócesis de Horán y toda la Montaña de los árabes), Jorge (Arquidiócesis de Homs y dependencias), Antonio (Arquidiócesis de México, Venezuela y dependncias), Sergio (Arquidiócesis de Chile) , Siluán (Arquidiócesis de Argentina), Basilio (Arquidiócesis de Acar y dependencias), Efrán (Arquidiócesis de Trípoli, el Koura y dependencias). Participaron también el vicario patriarcal S.E. Efán (Maaluli), secretario general del Santo Sínodo y el secretario del Sínodo el Ecónomo Jorge Dimás.

Se dispensaron de su participación Sus Eminencias Reverendísimas: Felipe (Arquidiócesis de Nueva York y toda América del Norte), Constantino (Arquidiócesis de Bagdad, Kuwait y dependencias), Pablo (Australia y Nueva Zelanda) y estuvo presente en las oraciones de los Padres del Sínodo y en sus peticiones S.E.R. Pablo (Arquidiócesis de Alepo, Alejandreta y dependencias) quien continúa ausentado en cautividad.

Su Beatitud abrió la sesión del sínodo con una oración y la invocación del Espíritu Santo, con la esperanza de que Dios envíe con generosidad sus gracias a todos los reunidos para que hagan llegar con rectitud la palabra de Su verdad al pueblo fiel que está sediento de una palabra de esperanza.

Informó Su Beatitud a los padres del Sínodo sobre las visitas pastorales que realizó a las arquidiócesis de Latakia, a la ciudad de Tartus de la Arquidiócesis de Acar y a la región alemana de la Arquidiócesis de Europa donde tuvo la oportunidad de encontrarse con los fieles y reunirse con los párrocos y con todas las entidades activas de estas arquidiócesis. Su Beatitud acentuó el gran gozo que sintió de poder ver a los fieles de estas arquidiócesis firmes en la roca de la fe y perseverantes en el amor a la Iglesia y a su Señor. Su Beatitud agradeció a los pastores de estas arquidiócesis por su sabia labor y por el amor a sus hijos, haciendo hincapié en la importancia que tiene el permanecer firmes en el pastoreo de nuestro pueblo noble con amor, con conocimiento y con visión para que crezcan en Cristo y para que se reafirmen en su Iglesia y en su tierra y para que sigan siendo el testimonio de Jesús en todos lados.

Su Beatitud informó también sobre su vista al Reino Jordano Hachemita para participar en el congreso de “Los desafíos que enfrentan los cristianos árabes” y para reunirse con Su Majestad el Rey Abdala Segundo. Allí pudo expresar la opinión de la Iglesia Antioquena acerca de los acontecimientos que se suceden en la región insistiendo sobre la necesidad de trabajar por la paz, la libertad y la dignidad del hombre árabe.  Su Beatitud manifestó el fuerte arraigo de los cristianos a su patria y su compromiso por los asuntos de la patria y la fuerte participación de ellos con sus hermanos musulmanes a lo largo de la historia.

Su Beatitud informó también al Sínodo de su visita al Vaticano y de su encuentro con Su Santidad el Papa Francisco, como así también de su participación en el encuentro organizado por la comunidad de San Egidio que tuvo como tema: “La valentía en la esperanza, el dialogo de las religiones y las civilizaciones”. Allí también, la posición antioquena ha sido expresada con respecto a todas las cuestiones que se plantean actualmente en Medio Oriente y particularmente en cuanto al sufrimiento del pueblo sirio, y al rol y el testimonio de los cristianos en Oriente. Esta visita constituyó una ocasión para evocar también los horizontes de cooperación entre las dos Iglesias, la católica romana y la ortodoxa y para activar el testimonio de los cristianos en Oriente y en nuestro mundo de hoy para trabajar a favor de la dignidad de la persona humana y de reforzar los valores de la libertad, la justicia y la paz en el mundo.

Los padres del Sínodo debatieron también los informes presentados por las delegaciones que participaron en la conmemoración del 1025º aniversario del bautismo de Rusia y del 1700º aniversario de la publicación del Edicto de Milano. Los miembros del Sínodo expresaron sus mejores deseos a las dos Iglesias de Rusia y Serbia, rogando al Señor para que multiplique en ellas sus gracias y conceda a sus fieles  su luz, su paz y su amor.

Los padres del Sínodo debatieron sobre algunos asuntos referentes a toda la Iglesia Católica Ortodoxa. Han insistido sobre la necesidad de una coordinación permanente entre las Iglesias para hacer más eficiente la presencia ortodoxa en el mundo, a favor de un testimonio vivo que manifieste a Cristo para el hombre contemporáneo. En este contexto los padres del Santo Sínodo han insistido sobre la necesidad de cooperación entre las Iglesias Ortodoxas para hacer visible la unidad del al Iglesia de Cristo de una mejor manera y para facilitar la realización del Santo Concilio Panortodoxo.

Los miembros del Sínodo debatieron la crisis provocada por la elección de un arzobispo para Qatar por parte de la Iglesia de Jerusalén. Consideraron con tristeza la insistencia en invadir por parte del Patriarcado de Jerusalén a pesar de las iniciativas y las intermediaciones llevadas a cabo por el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla y el Gobierno griego para resolver esta crisis. Con un espíritu apacible, los Padres del Sínodo renovaron  su deseo de hacer primar la solución pacífica sobre otras formas de solución pero insistieron sobre la necesidad de encontrar una solución a esta crisis en un período máximo de dos meses a partir de la fecha. Apoderaron a Su Beatitud en caso de no presentarse una respuesta positiva de la Iglesia de Jerusalén a la demanda justificada de la Iglesia de Antioquía de que cese la invasión de Jerusalén sobre su territorio canónico, para que tome todas las medidas legales pertinentes al caso en las que se incluye la interrupción de la comunión. El Santo Sínodo decidió también suspender la participación de la Iglesia de Antioquía en todas las conferencias episcopales de la diáspora hasta que cese la invasión de Jerusalén sobre su territorio canónico.

Los padres del Sínodo examinaron la situación de la Arquidiócesis de Europa cuya sede diocesana estaba vacante debido a la elección de Su Beatitud al trono patriarcal. Después de indicar que el crecimiento de esta diócesis, la extensión de su territorio geográfico, la multiplicidad de los idiomas hablados y el incremento del número de fieles son razones  para reconsiderar la distribución de su territorio en vista a una pastoral más eficiente, los padres del Sínodo decidieron establecer nuevas arquidiócesis y vicariatos de la siguiente manera: la Arquidiócesis de Francia, Europa Occidental y Meridional; la Arquidiócesis de Alemania y Europa Central; la Arquidiócesis de las Islas Británicas y de Irlanda; el Vicariato de Suecia y los Países Escandinavos.

Eligieron, en este contexto, al obispo Ignacio (El Hochi) como Metropolita para la Arquidiócesis de Francia, Europa Occidental y Meridional y al obispo Isaac (Barakat) como Metropolita para la Arquidiócesis de Alemania y Europa Central. Los padres apoderaron a Su Beatitud para nombrar un vicario patriarcal para administrar junto a él la Arquidiócesis de las Islas Británicas e Irlanda a la espera de la elección de un metropolita para esta arquidiócesis.

Los padres escucharon el informe del Rev. Diácono Porfirio Georgi, decano del Instituto de teología San Juan Damasceno que expuso en detalle la realidad y las esperanzas relacionadas a la misión que lleva a cabo el Instituto de teología. Los padres del Sínodo manifestaron su satisfacción por el contenido del informe y bendijeron los esfuerzos invertidos por el decano para proporcionar la buena marcha del Instituto y presentaron sus sugerencias al respecto.

Los padres se detuvieron a considerar el sufrimiento que vive Siria y su pueblo a causa de la violencia expandida en los confines de sus tierras que destruye hasta la piedra y dispersa a los seres humanos. Insistieron que el lenguaje de violencia y de matanzas es un lenguaje ajeno a las tradiciones del pueblo sirio que aspira a vivir en libertad y en dignidad en la tierra, en el cuadro de un solo y un mismo estado por cuya construcción deben participar todos, pero así también por la consolidación de un estado en los valores de la democracia, la libertad, la justicia y de una vida en común fundada en el respecto al otro con todas sus diferencias. Insistieron sobre la necesidad de seguir la lógica del diálogo y de la solución pacífica para superar todo tipo de crisis.

Los padres del Sínodo lanzaron un llamado a sus fieles para que guarden la esperanza “que no será frustrada”, que se atengan a los valores del Evangelio que les invita a rechazar la violencia y a respetar la imagen de Dios en toda persona humana, a enjugar las lágrimas de cada rostro que sufre en la tierra y a que permanezcan anclados a sus tierras, que no las abandonen a pesar de las duras circunstancias porque Dios quiso que sean testigos en ellas. Los padres instaron a que el pueblo no abandone sus tierras para resolver problemas materiales puntuales, porque esta tierra está mezclada con los santos y porque, en largo término, es su único refugio. Les instaron a multiplicar sus oraciones por la paz en Siria y en el mundo entero y a ser solidarios entre ellos  para reducir el impacto de la crisis, sobre todo a los más despojados entre ellos. Los padres expresaron su agradecimiento y su gratitud a las iglesias, a las instituciones, asociaciones y personas por su colaboración  con el Patriarcado para acudir en ayuda y socorro de los hermanos más necesitados. Así mismo agradecieron a los fieles antioquenos que respondieron favorablemente al llamado lanzado por el patriarcado y que dieron con generosidad para sostener la acción humanitaria de socorro y asistencia a través de sus dones en el cuadro de la jornada de la solidaridad antioquena para el apoyo del trabajo de socorro humanitario fijado por el Sínodo el pasado domingo 15 de Septiembre de 2013. Los padres del Sínodo mencionaron a los fieles de la diócesis de Alepo cuyo arzobispo les falta. Les bendijeron por su permanencia firme en la esperanza porque las cenizas de la prueba no ocultan el rostro del bien amado presente.

Los padres se dirigieron también a la comunidad internacional con la esperanza de que esta pueda dirigir su atención a los dolores y el sufrimiento del pueblo sirio, para que deje de alimentar la guerra en curso, y para que contribuya a consolidar los valores de la paz, la justicia y la democracia, con la esperanza también de que el esfuerzo internacional se invierta en donativos relacionados con la reconstrucción de lo que ha sido destruido y para el desarrollo de las capacidades del pueblo sirio, y no para el hierro y el fuego.  De la misma manera, los padres del Sínodo han instado las organizaciones internacionales y las organizaciones no gubernamentales y todas las instancias concernientes para el trabajo a favor de los refugiados a fin de proporcionar las primeras necesidades de vida de los refugiados que se encuentran a las puertas del invierno, para que puedan vivir con dignidad durante este período esperando el regreso a sus ciudades y pueblos.

Los padres reiteraron su reprobación de las operaciones terroristas que se acometen a personas inocentes y a la destrucción que no exime los lugares de culto, el patrimonio histórico y cultural que son testimonios de la grandeza de la civilización siria. Se detuvieron con dolor a considerar la oscuridad que entorna el dosier de los dos obispos secuestrados, Pablo (Yazigi) y Juan (Ibrahim). Han convocado a la comunidad árabe e internacional a asumir su responsabilidad al respecto para hacer aflorar la verdad de este caso y revelar el paradero de los dos obispos y de todos los secuestrados a fin de restituirles sanos y salvos a sus familias y a sus seres queridos. Los padres del Sínodo invocaron la clemencia divina por el reposo de las almas de los mártires inocentes que han perecido durante la guerra fulminante, mencionando de forma particular los sacerdotes que perecieron mientras socorrían a sus fieles heridos.

Los padres del Sínodo llamaron la atención igualmente sobre el Líbano y los libaneses que soportan una crisis económica y una gran inquietud en cuanto al futuro debido al persistente bloqueo de las instituciones estatales. Exhortaron a todos los partidos y a los responsables a asumir sus responsabilidades para salvar al Líbano y para asegurar el desarrollo del ser humano en este país. Instaron a conservar los valores de la democracia, la libertad y la alternancia del poder que han caracterizado desde hace tiempo al Líbano. Han invitado a consolidar el Líbano y a ahorrar los riesgos que les rodean por todas partes y esto es posible si se supera los intereses estrechos y se superan los conflictos puntuales y se regresa al diálogo en un espíritu de franqueza, de reconciliación, de responsabilidad nacional e histórica y a través de la formación necesaria de un gobierno de unidad capaz de apartar los peligros y de preservar la estabilidad del Líbano y de preservar la paz civil, evitando el vacío.

Los padres del Sínodo debatieron también sobre las características de la acción nacional llevada a cabo por los fieles ortodoxos en el Líbano, afirmando su respeto a la diversidad política de los mismos pero recordando a la vez que la Iglesia no impone a sus fieles posiciones políticas específicas, y rechazando que ciertas instancias o asociaciones ortodoxas acaparen la opinión relativa a la posición ortodoxa. La Iglesia se pronuncia a través de su Santo Sínodo y de quien lo preside, S.B. el Patriarca,  la autoridad oficial de referencia que expresa la posición de la Iglesia ortodoxa en todo aquello que haya que aclarar a los fieles, a la luz del Evangelio, en su compromiso cívico en el seno de la patria.

Los sufrimientos de Iraq tampoco estuvieron ausentes en las discusiones y preocupaciones del Sínodo, ni tampoco las heridas de Palestina. Los padres del Sínodo rezaron para que el Señor consolide a Iraq, a Palestina y a todos los países árabes en el camino de la estabilidad y la paz. Insistieron sobre la necesidad de encontrar una solución justa y global por la causa palestina.

Los padres del Sínodo pidieron a sus files de confrontar los desafíos de las sociedades en las que viven pero sobre todo de confrontar los desafíos de nuestra época y de ponerlos a prueba a la luz del Evangelio. Exhortaron a obrar por la paz política, social y económica donde se encuentren y a rechazar el encierro confesional y el racismo en todas sus formas. Exhortaron al trabajo por una vida en común y honesta con sus hermanos en la ciudadanía y a trabajar por la dignidad del ser humano, de su libertad, para hacer cese al derramamiento de sangre y a hacerse cargo de las personas que sufren con las que Cristo está unido.

Los padres del Sínodo cerraron la sesión recordando a los creyentes las palabras del santo apóstol Pablo a los Corintios: “Procurad vuestra perfección, daos ánimos, tened un mismo sentir, vivid en paz. Y el Dios del amor y de la paz estará con vosotros” (2Co 13:11 CAB).

 Traducciones:

statement ar

statement engl

Verlautbarung der heiligen Antiochenischen Synode (Oktober)

Communiqué du Saint Synode d’Antioche

20013.10.17 Comunicado

Divina Liturgia con las comunidades Arabes, Eslavas, Griegas y Mexicanas en San Jorge

2013

El pasado domingo 20 de Octubre en la Catedral de San Jorge se celebró la Divina Liturgia en Árabe, Español,  Ruso , Griego e Inglés. Asistieron a la celebración el Embajador de Ucrania, la Presidenta de la damas ortodoxas de san Jorge, el Presidente de la Juventud Ortodoxa,  los representantes de la Embajada de Rusia y las asociaciones civiles rusas e ucranianas.

Sermón del 20 de Octubre del 2013- Catedral San Jorge México D.F

Por el Archimandrita Fadi Rabbat 

Estimados hermanos Co-celebrantes, queridos hijas e hijos “en Cristo”,

Demos gracias al Señor por permitirnos estar hoy en esta santa morada y celebrar juntos la Divina Liturgia, nosotros que somos diferentes de nacionalidades, pensamientos y culturas, pero unidos en la fe Ortodoxa que hemos heredado de nuestros Santos Padres  

Gracias por Su Eminencia Metropolita Antonio Nuestro querido Arzobispo por bendecirnos y apoyarnos siempre en nuestras actividades pastorales y pan ortodoxas

Gracias Por Su Eminencia Onufrio, Arzobispo de Járkov y Bogodújov – Ucrania  por mandarnos de visita al querido Protodiácono Makcim Talalai, a quién, a través de esta celebración, le demos la bienvenida. Padre Diácono Bienvenido en su Arzobispado.

Gracias por la Iglesia Rusa en Mexico, encabezada por su Eminencia Justiniano  por permitir al Diácono Cyril Chacón de estar con nosotros el día de Hoy.

Gracias por la presencia del Excelentísimo embajador de Ucrania en Mexico, el Licenciado Ruslán Spirin y del representante de la Embajada de Rusia en Mexico.

Gracias Por la ayuda eficiente de la Presidenta de las Damas Ortodoxas de San Jorge, la muy estimada Señora Ambra Pérez Fayad, y del esfuerzo del Presidente de la Juventud Ortodoxa de Mexico, el muy distinguido Señor Sergio Elías Zairik.

Gracias Por el Señor Kamal Abud y su esposa por estar siempre a nuestro lado

Gracias por Télé Lumière – Noursat por apoyarnos siempre para transmitir de esta tierra bendecida la palabra de Dios.      

 

Queridos hijas e hijos, me gustaría examinar un versículo de la carta de san pablo, que me llamó el atención y que hemos escuchado, que es el versículo uno del séptimo Capítulo de la segunda carta a los corintios, en lo cual dice: “Como tenemos estas promesas, queridos hermanos, purifiquémonos de todo lo que contamina el cuerpo y el espíritu, para completar en el temor de Dios la obra de nuestra santificación”.

¿Qué significa la palabra santificación o santidad? ¿Como se vive? ¿Separado del mundo o en el mundo ?

La santidad es el hecho de vivir en Cristo en donde y como sea. De esta manera los fieles que viven «en Cristo», se hacen juntamente con El, coherederos de su Reino.

La Santidad, o sea la vida en Cristo, implica dos operaciones simultáneas, pero separadas y distintas. La primera: alejarse del mundo y la segunda : vivir en el mundo.

Santo es aquel que ha abandonado el mundo. Ha dejado a los bienes de este siglo. Los cristianos de los primeros siglos se caracterizaban por este hecho: era fácil distinguirlos del mundo de los demás.

Otro aspecto de esta primera operación de la santidad es la consagración. El Santo es un consagrado perpetuamente al amor y al servicio de Cristo. El Santo se halla, por tanto, revestido de los mismos rasgos que lo sagrado.

Lo vemos claramente en el Sacramento del bautismo. Allí, el neocristiano, renunciando a este mundo, entra en un mundo radicalmente diferente. Recibe un nuevo derecho a ser ciudadano de una nueva ciudad.

Otro aspecto aún de esta misma operación, es que con este nuevo derecho de ciudadanía el cristiano pertenece en adelante a un nuevo Señor, y el señorío de este nuevo Señor es total. Se extiende a su cuerpo, a su corazón, a su inteligencia, a toda su personalidad, a su espíritu, a todo su ser.

Y ahora, la paradoja. La segunda operación : el Santo, al mismo tiempo que se disocia del mundo permanece en el mundo, con el mundo… el mundo de los hombres, de estos hombres por cada uno de los cuales su Señor se ha sacrificado.

En este Sentido la santidad no es, y no puede ser, un estado estático o monolítico. Somos miembros vivientes de Cristo viviente. Somos miembros de un cuerpo orgánico, activo, en plena expansión y crecimiento.

El fiel es siempre un soldado en marcha que camina sin cesar hacia la perfección, paso a paso.

Ciertamente, el ideal de la santidad no excluye regresiones, faltas, caídas incluso, puesto que todos estamos siempre en estado de lucha, puesto que nuestro combate contra las tentaciones, las potestades de este mundo, es continuo.

Pero Cristo, conocedor a fondo de la naturaleza humana y de su fragilidad, instituyó la penitencia.

Arrepentirse es la acción del hijo pródigo, el retorno al Padre. Sin la posibilidad de la penitencia estaríamos todos perdidos. Por medio de ella, la unidad rota vuelve a restablecerse.

La santidad de cada ser no es otra cosa que una extensión, una continuación perpetua de la santidad del mismo Cristo. El discípulo lleva las mismas marcas distintivas de la santidad que lleva su maestro; el discípulo lleva la impronta de la santidad del Maestro. Si un hombre es santo, es la santidad de Cristo la que es santidad en él.

La Iglesia nos ofrece todos los medios necesarios para nuestra santificación. La Iglesia en su sentido escatológico existe para sostener a sus fieles, para ayudarles a marchar por el camino recto, en la línea de la verdad, para ayudarles continuamente a perfeccionarse a fin de que puedan realizar su destino: la perfección y la felicidad en Dios.

Y si, hablando de la Iglesia como de fuente e impulso de santificación para sus miembros, se habla sobre todo de su vida sacramental y carismática, es porque en primer lugar sus miembros, por la participación de los sacramentos, se hacen ellos mismos carismáticos, para convertirse después en comunicadores de estos dones a otros. De esta manera, los fieles se convierten en microcosmos de la que los ha engendrado.

Ojalá que seamos verdaderos microcosmos cristianos evangelizadores anunciando la paz, la alegria y la felicidad , en Cristo, al prójimo.

10393590245_911a719794_t

Ordenacion Diaconal

2013

El día domingo 6 de Octubre del presente año, a las 9:30 hs, en la  Iglesia de la Dormición de la Madre de Dios en el Monasterio de Nuestra señora del Balamand  Líbano se llevo a cabo la ordenación diaconal de  Héctor (José)  Abouid. La ordenación la presidió  S.E.R. Antonio Chedraui  junto con S.E.R. Obispo Ghattas Hazim (Abad del Monasterio de nuestra Señora del Balamand).

Agradecemos a Dios por tal evento y les pedimos a ustedes que lo acompañen, con sus oraciones para que el Señor bendiga la vida de servicio del Diacono José en nuestra Iglesia.

Diacono Jos´r

El Patriarca Juan X se reúne con el Papa Francisco

2013

El Patriarca Juan X se reúne con el Papa Francisco en el Vaticano
27 de septiembre 2013
El Patriarca Juan X   Patriarca de Antioquía y todo el Oriente y  Su Santidad el Papa Francisco se reunieron en el Palacio Apostólico  del Vaticano. La visita fue en ocasión de que Su Beatitud expresó su gratitud a su Santidad el Papa para reemplazar la lógica de la paz y el diálogo en el lenguaje de la guerra en el Oriente en general y Siria, en particular, los servicios humanos de estas tierras, independientemente de su afiliación. Las dos partes intercambiaron temas de los secuestrados y en especial por los Arzobispos John Abraham y Paul Yazigi, exigiendo su liberación. La visita también fue adecuada la revisión de la Alhabran de algunas de Asuntos Eclesiásticos en la misión de la Iglesia y su papel al servicio del hombre. Y revisada, incluyendo la realidad de la presencia cristiana en el Líbano, Siria y el Oriente Medio en general, su  Beatitud confirmó que la mejor herramienta para instalar  la paz, es la precencia de los Cristianos en Medio Oriente. También se discutió la necesidad de proseguir con el fin de mejorar y fortalecer los lazos de hermandad y la comunicación entre todas las iglesias para llegar a la unidad de los cristianos. Esta visita se produce como una expresión de amor y hermandad lazos que unen  en el plano personal y la traducción de las relaciones históricas entre las dos iglesias hermanas.

Ver Noticia en Rome Reports

 

Catedral de la Iglesia Ortodoxa, un tesoro artístico (Reportaje de Milenio Diario)

2013

Ciudad de México • En lo alto de la montaña de Bosque Real, desde la autopista, se puede observar la Catedral de la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa de Antioquía, una de las más grandes de Latinoamérica, que posee un tesoro pictórico invaluable, conformado por tres mil metros de pintura monumental.

Quien traspasa las puertas de esta iglesia es sujeto del asombro: es impresionante que cada uno de sus muros haya sido utilizado para narrar pictóricamente los momentos más relevantes de la religión cristiana.

La pintura que envuelve a esta nueva Catedral de San Pedro y San Pablo conserva parte de la herencia bizantina, ya que reproduce las representaciones milenarias; pero cuenta con algo más, con un toque especial: un fuerte colorido que llama la atención, si se considera que la iconografía de las iglesias ortodoxas es sobria y de colores oscuros.

Esta joya arquitectónica y artística mandada a edificar por el arzobispo metropolitano de México, Venezuela, Centroamérica y el Caribe de la Iglesia Apostólica Ortodoxa de Antioquía, Antonio Chedraoui, es única en el mundo… VER NOTA COMPLETA

 

Entrevista de Su Eminencia Antonio en Milenio Televisión

2013

 

El pasado martes 10 de Septiembre a las 21:45 hrs  el periodista Carlos Marín presentó una entrevista   a  Su Eminencia Antonio Chedraoui a través de Milenio Televisión en su programa “El Asalto a la Razón”.

Inicialmente el periodista Carlos Marín comentó que iniciado el conflicto bélico en Siria, la única voz que recuerdo, la primera voz que se levantó en México en contra de la atrocidad de quienes se alzaron en armas en contra del gobierno de Bashar al Assad fue la del Arzobispo Antonio Chedraoui. En la entrevista Sayedna Antonio habló sobre la situación actual en Medio Oriente, en especial en Siria. Denunció la persecución a los Cristianos de parte de los Fanáticos Islámicos.Y la injusta intervención de Estados Unidos en el conflicto argumentando la utilización de armas químicas.

Para ver el video de la entrevista de click en la siguiente imagen:

Chedraoui y Marin